¡Ya llegaron los Reyes! – Blanca Navidad (en Cortylandia)

En un día tan bonito como hoy*, en que todos los niños estarán jugando con los regalos que les han traido los Reyes, me gustaría compartir un detalle que quizá no sea muy importante, pero sí creo que es algo revelador de cómo vemos (o ven algunos) el mundo en que vivimos…
Se trata del tradicional montaje de Cortylandia que durante el mes de Diciembre ha amenizado los alrededores del edificio de El Corte Inglés en el centro de Madrid. El lema del montaje de este año era ‘El Mundo de los Juguetes’ – un montaje reflejando (se supone) los principales monumentos del mundo, y a la gente de estos países deseando una feliz Navidad.
Lo curioso del caso es tanto la elección de monumentos – cinco de los siete son europeos – como el equilibrio demográfico de la población reflejada – entre las catorce personas, no hay ni una sola persona de raza negra, sólo hay dos asiáticos, un indio americano y el resto tan caucásicos como los hacen.
¿”Eurocéntrico”, dices?
cortylandia
Foto: Flickr

*Vale, esto lo debería haber colgado hace varios días (o semanas), pero entre una cosa y otra no me he acordado…

Anuncios

‘Apostar con fichas ajenas’ – columna para Foreign Policy en Español

A continuación os re-posteo el artículo escrito originalmente para FP en Español, y que puede leerse en su versión original aquí.

APOSTAR CON FICHAS AJENAS

Diciembre 2010 – Manuel Manrique

El ofrecimiento de una base española para albergar AFRICOM (el comando de EE UU para África) por parte del Gobierno de Madrid, según las filtraciones de WikiLeaks, es un error político. No servirá como moneda de cambio para lograr un mayor acercamiento con Washington y, además, alimenta la visión paternalista de Occidente hacia el continente africano.

Las posibles reacciones a las informaciones reveladas por WikiLeaks pueden dividirse en varias categorías: la satisfacción de ver confirmadas las sospechas, la sorpresa ante datos y opiniones desconocidos o la perplejidad ante una noticia que es simplemente difícil de comprender. A este último tipo pertenece la información revelada por El País acerca de la oferta española de albergar el mando del Pentágono para África (AFRICOM). Según las filtraciones, en enero de 2010 el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, habría hecho llegar su interés y disponibilidad para que la base militar de Rota sirviese como su cuartel permanente, siempre que EE UU estuviera de acuerdo.

Las razones que llevaron a Zapatero a tomar esta decisión pueden, a primera vista, parecer acertadas desde un punto de vista diplomático –acercarse a Washington con motivo de la nueva era Obama– y estratégico –la preocupación por la presencia de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) en el Sahel. Sin embargo, examinando los motivos con detalle, se puede concluir que la oferta no es sólo innecesaria de cara a la consecución de estos objetivos, sino que se trata de una decisión errónea desde el punto de vista político.

Las preocupaciones estratégicas españolas respecto al norte de África deben resolverse mediante el diálogo y la interacción junto a los países africanos afectados por AQMI. Excluir a Estados Unidos de estos asuntos es obviamente imposible, pero la cooperación con Washington debería centrarse en establecer canales para compartir información, así como en la participación en misiones como Flintlock 10, algo que España ya hace. No obstante, si lo que busca Madrid es sobre todo un acercamiento diplomático a EE UU, el modo de conseguirlo parece estar claro: ofrecer un mayor compromiso a la Administración Obama en Afganistán, la principal prioridad estadounidense.

La oferta del Gobierno español parte de un punto equivocado. Al leer la información lo primero que uno se pregunta es, ¿por qué el mando del Ejército estadounidense para África no está en la región? La respuesta es también clara: los países africanos no lo quieren.

AFRICOM comenzó sus operaciones el 1 de octubre de 2008 y surgió del EUROCOM, así que en un primer momento parece lógico que éste siguiese ubicado en Stuttgart (Alemania). Sin embargo, que dos años después siga allí es llamativo. La razón para permanecer en Alemania la da su general responsable, William Ward, que asegura que las actividades de planificación y presupuestos, allí desarrolladas, no son tan importantes como su trabajo en territorio africano. Esto hace que “los esfuerzos necesarios para instalar un cuartel de EE UU de esta naturaleza en África sean más contraproducentes que positivos, debido a las percepciones y la presumible reacción de los vecinos de aquellos países donde se instalara el centro”, afirma Ward.

Estas “percepciones” demuestran la hostilidad existente en numerosos países africanos hacía la presencia militar estadounidense en la región. Los motivos para esta aversión son diferentes: divergencias con Washington, miedo a una escalada en la militarización del continente y la preocupación por la extensión de la guerra contra el terror a tierras africanas. Otra razón es el recuerdo de las intervenciones del Ejército de EE UU en la zona y sus consecuencias. Son estos sentimientos los que hacen que aún hoy AFRICOM siga en Stuttgart.

La actitud de Zapatero es criticable por intentar ganar el favor de Obama de forma fácil, al utilizar la localización de un mando militar estadounidense para otro continente. ¿Podemos imaginar la reacción española si Marruecos dispusiera voluntariamente su territorio para albergar el comando militar de EE UU en Europa? Pese a las bonitas palabras sobre el diálogo entre iguales y de compromiso con la construcción de la Unión Africana, proponer una base española para instalar AFRICOM denota un anacrónico discurso en el que se decide sobre África, ignorando lo que los propios países del continente tienen que decir al respecto.

España y su política hacia Guinea Ecuatorial

Como ya he comentado en el post introductorio, este blog intenta no sólo comentar acerca de la actualidad africana en castellano, sino también hacer especial enfásis  en la política exterior española con respecto a esta región. Por esta razón – y aunque las noticias y articulos a los que hago aquí referencia no son muy actuales – es imposible  evitar el hablar lo antes posible de Guinea Ecuatorial (aquí se puede encontrar una extensa introducción a la situación del país). Este país, la única colonia española en África al sur del Sáhara que ganó su independencia hace ahora 41 años, lleva los últimos 30 bajo el régimen dictatorial de Teodoro Obiang Ngema- quien se hizo con el poder en un golpe militar en el que derrocó a su tío Francisco Macías Nguema.

Como es natural, dada la condición de España como antigua potencia colonial, lo lazos entre las dos naciones continúan siendo estrechos – una situación que a menudo genera no pocos problemas. Con intervalos más o menos regulares aparecen en los distintos medios de comunicación noticias sobre las relaciones entre los dos países que son frecuentemente criticadas por distintos comentaristas. El último de estos acontecimientos ha sido la visita del ministro de exteriores Miguel Ángel Moratinos – al frente de una delegación que incluía además a representates de distintas compañías españolas y de otros políticos, el más visible de los cuales era Manuel Fraga (ex-ministro franquista que negoció la indepencia de Guinea en 1968).

Fraga_firma_independencia_Guinea

El viaje de Moratinos – el tercero desde que es ministro – se enmarca dentro de su deseo de crear una política de Estado hacia Guinea. Sin, embargo – y como ya ha sido destacado en varias ocasiones – las polémicas alabanzas de Moratinos a Obiang por unos inexistentes avances democráticos demuestra que esta potencial política de Estado parece inclinarse más a satisfacer las necesidades estratégicas de nuestro país en su suministro de gas y petróleo (Guinea es el tercer productor de crudo de África, tras Nigeria y Angola) y de apoyar los intereses de empresasa españolas interesadas en utilizar Guinea como punto de entrada al mercado centroafricano (de nuevo con las empresas de hidrocarburos – Repsol – a la cabeza).

Claramente estos guiños del Gobierno español hacia Obiang, cuyo régimen no puede sino definirse como una brutal dictadura, no hacen sino aportar una legitimidad internacional que permite que la mayoría de la población guineana permanezca en la más absoluta miseria y se le niegue sus más fundamentales derecho. Por fortuna no faltan las voces que intentan publicitar la situación en la que se encuentra el país así como demandar una política española más en linea con los supuestos principios del gobierno de Zapatero, que tan prominente lugar ocupan en su “alianza de civilizaciones”.

Bienvenidos

Bienvenidos – si es que hay alguien leyendo. Una pequeña introducción a este potencial blog. Es sobre política y África – es decir las noticias y debates más importantes que tengan relación con el continente. Además, dada la extensión y heterogeneidad de la masa de tierra llamada África, limitaremos nuestra atención al África sub-Sahariana (aunque, claramente, no todas las noticias ni todos los países tandrán cabida).

También ha de aclararse que escribir en español no es una decisión tomada al azar. Escribo en castellano para orientar este blog al público/blogosfera español/a. Esto se debe a que mientras que las páginas de noticias y opinión sobre África abundan en inglés (y me imagino en francés también) por razones históricas, hay bastante menos en español – y aún menos que presten atención a aquellos aspectos del continente que afecten más cercana o directamente a España (el segundo objetivo de este blog). Así, espero aportar a todos aquellos lectores interesados en África no sólo mi opinión sino también algo de información (espero no ser muy ambiciosos) sobre el continente a través de los diversos ‘posts’  y los enlaces a otras páginas y medios de comunicación relevantes (una gran parte de los cuales será, me temo y dad mi experiencia, en inglés).