Un breve vistazo a la fotografía africana

No cabe duda de que durante sus más de 150 años de vida, la fotografía ha cambiado nuestra manera de relacionarnos con el mundo a nuestro alrededor. En cierto modo, en palabras de Susan Sontag, ha alterado las noción “de qué merece ser visto, y de qué tenemos derecho a observar” (Sobre la Fotografía, 1971, p.3). En relación con el continente africano, la fotografía ha jugado también un papel fundamental.
La construcción del continente africano durante el siglo XIX y XX por distintos discursos racistas y colonizadores se ha cimentado no sólo en la palabra, hablada y escrita, sino también, y quizá de forma más poderosa en las imágenes. Sontag apunta “hay algo predatorio en el hecho de sacar una fotografía. Fotografíar a gente es violarlos, viendolos como nunca se han visto…convierte a la gente en objetos que pueden poseerse de forma simbólica” (Sobre la Fotografía, 1971, p.14). La profunda relación entre la construcción de un imaginario europeo del África colonizada, y la fotografía se ha explorado en numerosos artículos. Uno de los más interesantes quizá sea el libro “Images and empires: visuality in colonial and postcolonial Africa”, editado por Paul S. Landau y Deborah D. Kaspin. En el contexto español, este tipo de imaginario colonial aparece vividamente retratado en el libro de Pere Ortín y Vic Pereiró “Mbini: Cazadores de imágenes en la Guinea colonial”.
img

Pero si bien, los europeos utilizaron “la camara colonizadora” para crear su imagen de un África que correspondiese a su discurso racista que justificara la ocupación colonial, la cámara fue utilizada durante todo este tiempo por los africanos para crear sus propios discursos. Ya durante el siglo XIX individuos y familias africanas participaban en sesiones de fotografía que se convertían en una manera de retratarse y de crear una imagen alternativa a aquella que proponían los europeos. Durante el siglo XX, con el abaratimiento y popularización de las cámaras fotográficas, esta construcción de un discurso alternativo se democratizó, poniendose al alcance de mucha más gente. Con la llegada de las independencias, numerosos fotógrafos se convirtieron en verdaderos cronistas del optimismo y las esperanzas de estos países. algunos de estos cronistas se convertirían en dos de los fotógrafos africanos más conocidos y cotizados: Malick Sidibé y Seidou Keita, ambos malieses.
img
Merengue dancer, 1964, © Malick Sidibé. Foto cortesñia de Fifty One Fine Art Photography
Via LensCulture
img
Girls on Bike © Seydou Keita (via BBC Photography)

Hoy, cincuenta años después de la independencia de la mayor parte de África, existen numerosos fotógrafos en el continente, cada uno con intereses, lenguajes y estilos muy distintos. Numerosos blogs, señalan el trabajo de estos artistas y periódistas que nos trasmiten diferentes imágenes del continente. Por ejemplo, en Twiga, se señalaba recientemente una serie de fotógrafos sudáfricanos (incluyendo a la fotógrafa Nontsikelelo Veleko, cuya exposición “Bienvenidos al paraíso” puede verse en Casa África en Las Palmas de Gran Canaria hasta el 19 de Febrero).
Otros blogs como Africa is a Country, y A Bombastic Element, que periódicamente dedican entradas a la fotografía y los fotógrafos del continente, como por ejemplo el ghanés Nana Kofi Acqua, o el sudafricano Steve Bloom.

A pesar de esta gran variedad de imágenes y fotógrafos, la representación del continente continúa a menudo siendo manipulada por distintos discursos: en este caso las imágenes de pueblos primitivos que justificaban la ocupación, han dado paso a las imágenes de pobreza, guerras, hambrunas, y catástrofes varias que sustentan una imagen de África como un lugar sin presente y sin futuro. Para contrarrestar esto, han surgido distintas iniciativas que buscan ofrecer otra imagen del continente. Un ejemplo de esto es el proyecto de Joan Bardeletti,“Middle Classes in Africa” (via Africa is a Country), que busca retratar a las clases medias africanas, y de momento ha comenzado en Kenia y Costa de Marfil. La elección de este grupo de población se debe tanto al hecho de que éste está creciendo velozmente, como a que tradicionalmente se haya visto como símbolo de un desarrollo occidental ausente en el continente.
untitled
Kady Camara en su ciber-café y copistería en Abidján. (Foto Middle Classes in Africa)
Otro de estos proyectos es “Africa Knows”, una iniciativa keniana que se propone, directamente, contar otra historia sobre África, a través del fotoperiodismo y la escritura creativa, utilizando para ello las redes sociales y las nuevas tecnologías. Además, las fotos de AfricaKnows pueden comprarse por internet en distintos formatos.
untitled
Been Together for Too Long (Foto: Joshua Wanyama)

Anuncios

3 thoughts on “Un breve vistazo a la fotografía africana

  1. lunatrix enero 29, 2010 / 8:03 pm

    …. :o)

    Me encanta esta entrada. Creo que la fotografía es, como creo que dices en esta entrada, un arma de doble filo que puede servir para reproducir los estereotipos que existen sobre África (en general, todos los países del “Sur”) o para enfrentarse a ellos. Aunque hay excepciones, y muy buenas (como las que tú mencionas) la mayoría de los que tenemos los medios técnicos, económicos y la formación para dedicarnos a la fotografía solemos ser extranjeros que venimos aquí con nuestra visión y nuestros objetivos, objetivos a veces marcados por los patrocinadores / empleadores: medios de comunicación, empresas de turismo … Y eso no ayuda.

    De todas formas estoy totalmente de acuerdo con tu entrada y apoyo al 100% tu interés por promocionar una fotografía que muestre la África más cotidiana y que sea “made in Africa.” Genial.

  2. schauzeri enero 31, 2010 / 2:29 pm

    Gracias por el comentario Lunatrix!!
    La verdad es que, aunque soy totalmente inepto tomando fotos (no como las tuyas, que son preciosas!), me parece impresionante el poder que tienen las imágenes para trasmitir un mensaje – cualquiera – y me parece interesante reflexionar sobre esto.

  3. Por fin en África febrero 1, 2010 / 7:01 pm

    Interesantísima la reflexión y estupendamente contada, por cierto.
    Yo creo que es imprescndible que salgan adelante proyectos como los que mencionas porque de todas las partes del mundo tenemos más o menos una visión amplia: sabemos que en Latinoamérica hay pobreza, pero también industria, agricultura, comercio… y lo mismo de India y de Asia, pero en cambio África se ha quedado con una imagen unidireccional en la que, como dices, sólo hay hambre y miseria, y la única manera de cambialo es precisamente mostrar con imágenes la otra realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s